Vicente Poggi, el capitán y repartidor de pases de Defensor Sporting

Los 13 años de Vicente Poggi deslumbran con su nutrida visión del fútbol. Calidad y madurez en uno de los jóvenes talentos de Defensor Sporting.

Renzo Pucce (@RenzoPucce)-Prensa Cantolao y Jean Pierre Maraví (@jmaravi2303)-Prensa Cantolao

Vicente Poggi (13 años) maneja los hilos del mediocampo de Defensor Sporting (Uruguay) en la categoría 2002. Se encuentra entusiasmado por el buen comienzo del cuadro ‘Violeta’, que en sus dos primeros partidos obtuvo sendas victorias y marcó 20 goles en total. Sus cualidades de líder lo hacen acreedor de la cinta de capitán, cargo que cumple con madurez y suficiencia en cada partido.

Poggi, un ‘5’ con buena visión de juego y muy táctico, señala que la actitud y la confianza del equipo les permitieron conseguir dos triunfos contundentes: primero, 7 -0 ante Cantolao Los Olivos y luego, 13-0 sobre Academia Deportiva Sao Paulo (Ucayali).

Por otro lado, cae en elogios a la hora de referirse a su ídolo en el fútbol: el uruguayo Luis Suárez. “Lo admiro por el temperamento y por la velocidad de su juego. Además, es muy letal en el área rival y mete muchos goles”, comentó el joven mediocampista.

En lo personal, Vicente Poggi  se define “como un jugador que tiene mucha garra, siempre en busca del balón”. Pero, no sólo es agerrido, sino también tiene la capacidad para asistir a sus compañeros y dejarlos solos frente al arco. “Soy un buen asistente para dar pases de gol”-agrega Poggi.

Con respecto al trabajo en los divisiones menores de Defensor Sporting, el juvenil de 13 años describe lo siguiente: “El trabajo es muy bueno, hacen un buen trabajo táctico, trabajamos con el balón a campo de reducido y a su vez realizamos buenos trabajos físicos”.

Poggi se siente confiado de llegar a la final, dado que es consciente de la buena campaña que viene realizando el cuadro de Montevideo. Más aún por los resutlados obtenidos previamente en el Torneo Promesas y la Uruguay Cup, donde se alzaron con el título, siendo el útlimo “más complicado, debido a la competitividad de los rivales” que tuvieron al frente.